Acoso en la red

El control o descontrol que ofreced Internet en la actualidad lleva a que se puedan dar situaciones de acoso en la red a menores. Es fundamental en esos momentos el papel de los padres o tutores del menor, tanto como para dar apoyo  como para denunciar la situación lo más rápido posible y en el momento en que exista algún pequeño indicio.

Cada día, la ONG Protégeles recibe una nueva denuncia de ciberbulling o acoso a menores en Internet. Para evitar estas situaciones, y enseñar a niños y padres cómo protegerse en la Red, Google ha lanzado su Centro de Seguridad Familiar, para el que contó con el asesoramiento de esta entidad junto con el de Unicef España, Save the Children, EU Kids On Line y Fundación Alia2.

En la presentación en Madrid, el presidente de Protégeles, Guillermo Cánovas, ha relatado que le llegan “una media de 3000 denuncias mensuales sobre circunstancias amenazantes” como pornografía infantil, apología del racismo, promoción de la anorexia y la bulimia, ciberbulling, acoso sexual a menores (druming) o posesión de pornografía.

“Solo un 10 por ciento de estos casos llegan a ser investigados por la policía”, ha dicho, pues la mayoría se pueden solucionar en sus fases iniciales con la mediación de menores, padres y los propios colegios.

“Son los mismos menores quienes en su mayoría contactan con nosotros a través de nuestros perfiles en las redes sociales o del correo electrónico”, una vía que al principio permite el anonimato que los chicos requieren, ha explicado el presidente de Protégeles.

Sin embargo, “llega un momento en que necesitamos conocer su identidad y la de sus padres”, ha añadido Cánovas, para quien “la mediación de familias, profesores y el compromiso de la propia industria pueden evitar muchas situaciones de riesgo”.

De ahí la necesidad de iniciativas como el Centro de Seguridad Familiar de Google. La directora de Relaciones Institucionales de la compañía, Bárbara Navarro, ha recordado que “más del 58 por ciento de los jóvenes españoles entre 9 y 16 años dice acceder a Internet a diario”.

Por su parte, el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, ha señalado que el portal agrupa todas las herramientas de seguridad desarrolladas por Google; enseña cómo configurar los filtros y los motores de búsqueda para evitar el acceso a contenidos nocivos y ofrece información sobre temas “poco conocidos” como la apología de la pederastia o de la anorexia, por ejemplo.


Además se puede acceder a él desde la página principal de Google, que muchos tienen como página de inicio, lo que “facilitará la búsqueda a los padres”, agregó.

Para el director de Alia2, Miguel Comín, “uno de los mayores problemas radica en el gap tecnológico entre generaciones”, por lo que es preciso formar a los padres para que pierdan el miedo a las nuevas tecnologías y realicen una mejor supervisión de sus hijos.

La directora ejecutiva de Unicef España, Paloma escudero, y la coordinadora de derechos de infancia de Save the Children, Liliana Orjuela, han reclamado a su vez “un nuevo marco jurídico que garantice la protección de los menores en las nuevas tecnologías, ya que existen muchas lagunas en este terreno.

Por último, todas las organizaciones y el Defensor del Menor han pedido al “nuevo gobierno entrante” incorporar al currículum escolar temas relacionados con la seguridad en Internet, la protección de su intimidad y el respeto hacia el otro.

Carmen Méndez

 

Take Back The Tech!

Take Back The Tech es una llamada a todas las personas, mujeres y hombres, que utilizan tecnologías de la información y comunicación en internet, para emplearlos para el activismo contra la violencia contra las mujeres. Las relaciones de poder desiguales son todavía visibles desde en las calles hasta en los espacios en línea. Por ello, Take Back promueve la utilización de los medios virtuales para fomentar la igualdad (lenguaje sexista no fomentado en la red, etc.) y no para perpetuar la violencia contra la mujer. Funciona a nivel internacional y su página web la podemos encontrar en tres idiomas distintos (inglés, francés y español).

Si entramos en su página web: www.takebackthetech.net, vemos que está dividida en varias secciones cada una orientada a una actividad pero con el objetivo común de fomentar la conciencialización y utilizar internet como un medio por la lucha de la igualdad en la red estés donde estés. Además, aprovechando al mismo tiempo los múltiples formatos que permite la plataforma de internet, impulsando la creatividad para transmitir las propuestas, ideas, contar experiencias…con banners y logos, postcards, videos, fotografías, etc…

En primer lugar, tenemos las famosas “acciones diarias”. Consisten en aportaciones diarias de los usuarios (ideas, proyectos…) que ayudan a eliminar la violencia contra las mujeres. Cada acción diaria explota un aspecto de la desigualdad y su interconexión con los derechos de la comunicación; asimismo ofrece una mirada individual y particular a nivel estratégico y creativo en diferentes plataformas de comunicación en línea. Take Back propone aprender a jugar con una nueva herramienta de comunicación y en el proceso, tomar el control de la tecnología para el activismo para eliminar la violencia contra las mujeres.

Frecuentemente, Take Back propone actividades para publicar los reclamos. Por ejemplo:

  • Crea una burbuja de diálogo con un trozo de cartón o de papel.
  • Escribe tus reclamos relativos a tu derecho a la comunicación. Por ejemplo: “Tengo derecho a acceder a información sobre salud sexual”, “Tengo derecho a que mis conversaciones sean privadas”, “Tengo derecho a vivir sin censura”, etc.
  • Incluye nuestros hashtags de acción en tu burbuja de diálogo (#3mayo, #dominemoslastic #wpfd).
  • Saca fotos de tu burbuja en diferentes lugares para reclamar ese espacio. Por ejemplo, sobre tu computadora, en la acera, o una foto de ti misma sosteniendo el cartel en alto.
  • ¡Publica tus fotos en línea! Colabora con la creación de un reclamo colectivo agregando tus fotos a la galería. También puedes publicarlas en www.dominemoslatecnologia.net, usando Twitpic, en la página de TBTT en facebook o por correo electrónico a: ideas@dominemoslatecnologia.net.

Como hemos dicho ya, fomenta la utilización de diversos formatos.  En ¡Crea un video! Animan a las mujeres y jóvenes y todo el mundo a que compartan sus mensajes que están siendo reprimidos por medio de un video.

Take Back también se sirve de las redes sociales para fomentar su pensamiento y el encuentro entre usuarios concienciados. Una de las actividades que más participes tiene es la publicación de una fecha (ej. 3 noviembre) con un tema (ej. Riesgos y desafíos para ejercer el derecho de la comunicación de la mujer) y la invitación a que participes en su conversación en Twitter. Las conclusiones de esa conversación que realizan al final del día centrándose en determinadas voces y experiencias buscando y proponiendo formas de trabajar en conjunto.

Otra sección de la web es Map it! (actúa donde estés) en la que encontramos un mapa marcado por los usuarios dedicado a los puntos de apoyo y resistencia. A esto se le llama ¡Armar un mapa! Ayuda a difundir las iniciativas, servicios y organizaciones que están tomando medidas para abordar la violencia hacia las mujeres en su localidad.

Está creado con la idea de que se compartan las experiencias y los conocimientos sobre las formas de violencia hacia las mujeres relacionadas con las TICs (algo vivido en primera persona, un incidente oído, una noticia…). Estas son algunos tipo de violencia frecuente:

  • Chantaje y amenazas mediante el uso de la información personal o compartida (por ejemplo, la amenaza de publicar o compartir fotografías privadas o personales, etc.)
  • Suplantación o robo de identidad (por ejemplo, hacerse pasar por ti para comunicarse con personas de tu lista de contactos, utilizar tu nombre o fotografía para enviar mensajes ofreciendo servicios de prostitución que incluyan tus datos personales como número de teléfono o domicilio, o usarlos para retirar dinero de tu cuenta bancaria, etc.)
  • Acoso y amenazas (por ejemplo, mensajes o llamadas frecuentes, no solicitados, generalmente de naturaleza sexual, o mensajes amenazadores que te hacen temer por tu seguridad).
  • Acecho, seguimiento y/o monitoreo de tus actividades en y fuera de internet (por ejemplo, mantener un registro de tus actividades, etc.)

La siguiente sección titulada “cuidarse” consiste en dar información para que las usuarias aprendan más acerca de la tecnología que están usando, descubrir los pasos para asegurar la seguridad en línea, proteger la privacidad para navegar y comunicarse, etc.

Esta sección va en línea de la anterior pues consiste en “conocer más” acerca de los tipos de violencia y peligros contra la mujer en la red, por ejemplo esta semana se encuentra perteneciente al tipo de acoso y violencia sexual “el hostigamiento en línea” (también conocido como ciberacoso). Te informa de cuando comienzas a ser víctima de un ciberacosador, su perfil, cómo se comporta y cuáles son las medidas oportunas.

Y muchas cosas más! Os recomendamos ésta web tan completa.

A. Escribá